Entrevistas con mujeres emprendedoras

Category: ,

Como parte del WP2, el consorcio ha realizado una serie de entrevistas con mujeres emprendedoras. Este documento resume dichas entrevistas.

 

 

1.      Atermon

Entrevistada: Yuki Tessler, Países Bajos

La emprendedora que tuvimos el placer de conocer y entrevistar para el proyecto WOMENIN es Yuki Tessler. Yuki es de origen japonés y ha vivido y trabajado en Japón, Australia y los Países Bajos. Yuki tiene una formación académica y profesional muy diversa, incluyendo una licenciatura en Filosofía, Diplomas en Interpretación, Turismo y Tecnología de Laboratorio. Actualmente reside en los Países Bajos y dirige su propio negocio desde 2019. Cuando Yuki se mudó a los Países Bajos con su marido y su hijo, decidió trabajar por cuenta propia. Desde entonces, ha estado impartiendo talleres de promoción del arte japonés y la filosofía de «Kintsugi» y «Makie». Tiene clientes de los Países Bajos y del extranjero y en esta entrevista profundiza en cómo decidió abrir su propio negocio, la filosofía detrás de su arte, cómo hace frente a las responsabilidades de su negocio y su familia (conciliación trabajo-familia), así como sus planes de cara al futuro.

  • ¿Qué te inspiró a iniciar tu propio negocio?

Solía vivir en Australia y tenía una visa y tenía un trabajo, pero luego decidimos mudarnos a Holanda y tuve que trabajar por cuenta propia debido a la visa. Por lo tanto, esa fue la razón principal para que me impulsó a emprender abriendo mi propio negocio. Antes de eso nunca había pensado en ello. Tener tu propio negocio es bastante desafiante, ¿verdad? Por lo tanto, tienes que trabajar 24 horas al día y 7 días a la semana sin vacaciones. Por lo tanto, emprender parecía algo muy difícil para mí y nunca pensé en ello cuando estaba en Australia. Pensaba que sería mucho más fácil trabajar para otra persona, pero al mudarnos a Holanda tuve que tomar este camino. Entonces, analicé mi origen y pensé, ¿qué es lo especial de mí? Así, pude concentrarme en la cultura japonesa, y encontré «Kintsugi», que tiene una filosofía realmente buena. Así que, ese fue el comienzo de mi emprendimiento.

 

  • ¿Cuánto tiempo llevas dirigiendo tu empresa?

3 años

 

  • ¿Cuál ha sido tu mayor logro como emprendedora hasta ahora?

Una vez conté con un gran grupo de personas para el taller llamado «Makie», donde usamos la laca japonesa y dibujamos sobre la laca. En dicho taller instruí a 32 personas, lo que fue bastante desafiante porque tengo que pensar cómo organizar un taller cuando participa un gran número de personas. Y creo que todos disfrutaron de mi taller. Por ello, creo que ese podría ser el mayor logro para mí hasta ahora.

 

  • ¿Cómo mantienes tu negocio competitive al proceso tecnológico, la digitalización y la innovación?

Hay muchos japoneses aquí en los Países Bajos. No sé si conoces la situación de la visa y la relación entre Japón y los Países Bajos, pero tenemos una relación especial, por lo que muchos japoneses pueden venir a Holanda y comenzar un negocio. Y cuando comenzamos nuestros negocios, la mayor parte del tiempo nos centramos en buscar algo que nos representa. Y como somos japoneses, nos centramos en la cultura. En realidad, no soy la única que está haciendo talleres de Kintsugi, pero creo que sí que soy la única en el ámbito de Makie. Así que, si quieres ser competitiva, solo que tienes que seguir adelante. A pesar de no tener éxito al principio y que no venga mucha gente, no debes renunciar. Yo decidí continuar y seguir adelante. Nunca dejo de promocionar mis servicios y siempre muestro que estoy haciendo talleres. Mi enfoque principal son los talleres, por lo que yo sigo promocionándolos, y si un cliente quiere venir, puede venir en cualquier momento. Por lo tanto, creo que mi estrategia funciona y puedo ser competitiva frente a los competidores.

En cuanto a la tecnología, cuando me mudé a los Países Bajos, era 2019 y al año siguiente llego la pandemia del COVID. Siempre me ha encantado Instagram y en ese momento descubrí que si usamos las redes sociales podíamos promocionar mis talleres. Por lo tanto, creo que la tecnología nos ayudó a promocionarnos, a pesar de que tenemos un negocio realmente pequeño. Porque si no tenemos contacto con el cliente a través de las redes sociales, ¿cómo podemos promover y presentar el negocio? Así que las redes sociales son de gran ayuda cuando tienes tu propio negocio.

También solía tener un taller en línea cuando no podíamos tener talleres en persona. Hoy en día también tengo algunos talleres online, porque tengo algunos clientes en Japón y Australia. Pero eso es todo en este momento.

 

  • ¿Te gustaría compartir algunos consejos para hacer crecer el negocio y hacerlo rentable?

Realmente no tengo un gran negocio, por lo que no sé si estoy en condiciones de dar algún consejo sobre expansión. Estoy centrada en la calidad de mis talleres y los promociono en las redes sociales, pero también he descubierto que puedo colaborar con empresas que ya tienen su propio mercado establecido, lo que me permite expandir mi mercado. He estado haciendo esto durante tres años y el año pasado al terminar el COVID, finalmente, pude abrir mi propio taller físico. Entonces la gente comenzó a encontrarme, lo que me ha permitido empezar a colaborar con diferentes ubicaciones este año. Hasta ahora, he colaborado con un café y restaurante japonés en Rotterdam. Esto me ha permitido darme cuenta de que es muy útil colaborar con personas, empresas o lugares que ya están establecidos. Una vez que tengo una conexión con ellos, puedo expandir mi mercado y mucha gente puede encontrarme. Así que ahora tengo un espacio en Rotterdam, y también trato de tener talleres en otros lugares como Ámsterdam y Groninga. Así que esa es mi estrategia. No solo busco colaborar con amigos o conocidos, sino que trato de encontrar a alguien que ya está establecido.

 

  • ¿Cuáles son las dificultades para abrir o dirigir un negocio en tu país (podría ser cualquier cosa relacionada con el contexto nacional)? ¿Cómo lo enfrentas?

El lenguaje, creo que es lo más difícil para mí. Al principio, la mayoría de mis clientes eran internacionales y no les importaba que hablara inglés, pero ahora tengo más clientes holandeses. Hay momentos en que la gente me pregunta si puedo hacer el taller en holandés, pero no puedo. Estoy aprendiendo el idioma, pero actualmente no soy capaz de impartir talleres en holandés. Por lo tanto, el lenguaje es lo más difícil para mí.

 

* En términos de negocio y de cómo dirigir un negocio en los Países Bajos, ¿has enfrentado algún desafío? ¿Te resultó más difícil o más fácil dirigir un negocio en los Países Bajos?

No me he enfrentado a grandes desafíos.

* También has vivido en otros países, como en Australia, ¿te resultó más difícil o más fácil dirigir un negocio en los Países Bajos?

Honestamente mi negocio es un poco especial, y la gente que está interesada en la cultura japonesa me ayuda a moverme mucho. Australia es un país más grande y los clientes están más enfocados en el deporte o la naturaleza y menos en la cultura. Esa es la impresión que tengo de mi trayectoria profesional de 17 años. Los Países Bajos, en cambio, son un país muy pequeño y está conectado con otros países, lo que me permite llegar a clientes de Austria, Alemania o Francia de vez en cuando.

* Al establecer tu negocio en los Países Bajos, ¿en un principio te enfrentaste a algún desafío? ¿Algo en especial te detuvo? ¿Encontraste algún proceso legal o algo que tenga que ver con el emprendimiento y los negocios?

Al principio no sabía por dónde podía empezar. No había ningún ejemplo o modelo a seguir, así que era difícil comenzar un negocio con seguridad. Debido a que trabajo con la cultura japonesa, puedo conectarme con otros empresarios japoneses que ya están establecidos. Ahora puedo conectarme con ellos. Ahora conozco esta opción, pero al principio, no tenía ni idea de cómo empezar.

** ¿Fue fácil encontrar información sobre cómo crear una empresa en los Países Bajos? ¿Experimentaste algún desafío allí?

Al principio fue difícil encontrar información sobre qué hacer, porque no había un modelo que pudiéramos seguir. Entonces, tuve que averiguar qué hacer primero. Me enfoqué en analizar a otros dueños de negocios japoneses que ya estaban establecidos, y también contacté con museos en Leiden y organizaciones sin fines de lucro en Utrecht. Este tipo de conexión no funcionó para mí, ya que ellos querían a alguien que tuviera experiencia o reputación. Unos amigos me animaron a ponerme en contacto con museos centrados en la cultura japonesa que podrían estar interesados ​​en lo que estaba haciendo. Acudí a los museos, pero no obtuve muchas respuestas de ellos. Alguien podría pensar que, al representar la cultura japonesa, cualquier lugar centrado en el tema estaría interesado en mí, pero realmente esto no tiene por qué ser así. Lo mejor para mi fue encontrar mi propio camino, por mi cuenta.

  • ¿Qué cambios te gustaría hacer? ¿Cuánto tiempo vas a tardar en hacerlos? ¿Qué te impide hacerlos?

Lo he intentado todo. De vez en cuando me surgen ideas sobre lo que podría hacer o a que clientes podría dirigirme, y cada vez que surge alguna idea intento hacerlo. Lo he intentado todo. Cambié mi enfoque, mi producto y el rumbo, ¡todo! Si obtengo una respuesta favorable funciona, y si no recibo ninguna respuesta, cambio de nuevo mi dirección. Tengo flexibilidad, pero siempre me quedo con lo que ya es bien recibido. Esa es mi estrategia, intentarlo todo.

** ¿Hay algún cambio que te gustaría hacer y hay algo que te impida hacerlo?

En realidad, quiero tener talleres fuera de los Países Bajos. Tengo algún contacto en Francia y estamos hablando de crear talleres en Francia. Quiero hacer más conexiones fuera de los Países Bajos. En países como Alemania o Inglaterra por el momento no tengo enlaces ni conexiones. Por lo tanto, estoy pensando cómo puedo encontrar conexiones. Además, quiero traer algunos materiales, que particularmente se pueden encontrar en Japón. Por lo tanto, necesito más capital para poder importar, pero no tengo el presupuesto en este momento.

 

  • ¿Has enfrentado algún desafío o barrera en tu camino empresarial que atribuyas a los prejuicios de género o la discriminación? ¿Cómo has lidiado con esos desafíos? ¿Han influido esos desafíos en tu estrategia de negocio?

Bueno, tengo una familia, mi esposo y mi hijo, así que además de tener mi propio negocio, también tengo que cuidar de mi familia. Mi hijo sigue siendo pequeño, por lo que tenemos que hacer muchas cosas por el niño y no podemos centrarnos solo en nuestro negocio. Esa es mi barrera… Si eres un hombre, solo te enfocas en tu negocio, ¿verdad? Pero las mujeres tenemos que hacer muchas cosas, como cuidar a los niños, preparar el almuerzo, limpiar y todo lo demás. Por lo tanto, tenemos que delegar nuestro tiempo de manera efectiva. A veces esto es un obstáculo, porque no puedo dedicar todo el tiempo a mi negocio. Tal vez podría hacer más, pero no puedo porque tengo que dividir mi tiempo. No puedo invertir todo mi tiempo en mi negocio, aunque quiera. Como mujer, emprender es difícil. La mayoría de mis amigas son mamás, pero muchas de ellas también tienen su propio negocio. Tienen productos y cursos diferentes, pero todas tenemos que encontrar el tiempo, lo cual es un desafío. Esto nos da mucha presión. A veces pienso que estoy de pie en un acantilado, así que tengo que seguir adelante. Pero la mayoría de las mamás sienten que emprender requiere demasiado tiempo y esfuerzo, y la familia es lo primero. Por supuesto, la familia es lo primero, pero si piensas de esa manera, no pondrás demasiado esfuerzo en tu negocio.

** ¿Han influido estos desafíos en tu estrategia de negocio?

Tengo que seguir adelante, esa es mi estrategia. Porque si te detienes, tu negocio se detiene. Y si no haces nada, unos meses después, todo el mundo se olvida del negocio. Es por eso que seguir adelante es bastante difícil pero esencial. Por lo tanto, tenemos que encontrar el tiempo. No tenemos la misma base que los hombres, tenemos que tener un equilibrio. Lo más importante es pensar en cómo podemos mantener el equilibrio y cómo podemos seguir adelante.

 

  • Las investigaciones demuestran que las mujeres suelen sentirse presionadas por el miedo a fracasar, especialmente en el entorno empresarial. ¿Qué significa el fracaso para ti? ¿Cómo lo manejas?

Si no fallas, no aprendes… eso es lo que pienso. Si todo el mundo dice que tu negocio es maravilloso y ya estás satisfecho, no seguirás mejorando. En ese caso, te quedarás estancado en el mismo lugar. Si quieres mejorar y expandir tu negocio, tienes que tener estar dispuesto a fracasar. ¡El fracaso es importante! Tienes que aprender de los errores.

 

** Así que tienes un enfoque positivo, ¿verdad?

¡Absolutamente positivo! Si fallas, tienes una gran oportunidad para descubrir cómo mejorar. Entonces, cuando fracaso, es decir, cuando nadie viene a mis talleres o nadie quiere pagar, algo está mal. Entonces me paro a pensar, ¿qué está mal? ¿Cómo puedo cambiar mi enfoque? ¿Cómo puedo cambiar mi producto? Por lo tanto, el fracaso es importante.

 

  • ¿Cómo diferencias tu negocio de la competencia y cómo has creado una propuesta de valor única para tus clientes?

Debido a que no vendo un producto tangible, mi objetivo es intangible. Hago talleres, así que proporciono habilidades y experiencia, permitiendo a mis clientes aprender algo nuevo. Pero, en realidad mi objetivo no es crear nada, mi objetivo ofrecer una es la filosofía. Kintsugi tiene una filosofía, y eso es lo que realmente me gusta. Es como celebrar la imperfección. Está bien si eres imperfecto, porque nacemos imperfectos. Es por eso que realmente no perseguimos la perfección y aceptamos la imperfección. Por tanto, aceptas todo, ya sea positivo o negativo. Esta especie de filosofía del amor permite desafiarte a ti mismo. Eso es lo que estoy vendiendo.

** Entonces, ¿qué te hace diferente de tus competidores? ¿Qué haces de manera diferente que otros competidores con talleres similares?

Mis competidores venden y promueven la técnica mediante un producto o algo tangible. Pero mi enfoque es diferente. Estoy proporcionando el mismo tipo de cosas, pero trato de promover la filosofía en sí. Si me comparo con los competidores, no creo que hagan lo mismo que yo. Yo quiero vender y promover la filosofía, y luego quiero darles el tiempo para enfrentarse a si mismos. Ese tipo de cosas. Así que, en realidad, no importa si es Kintsugi, Makie o cualquier otra cosa que esté haciendo. Si puedo promover esa idea, la mentalidad y la filosofía, ¡está bien! Así que, ese es mi enfoque. Y si me comparo con otros competidores, soy muy diferente de ellos.

 

  • ¿Han cambiado tus prioridades desde la primera vez que empezaste? En caso afirmativo, ¿cómo?

Mis prioridades no han cambiado, pero creo que, a lo largo de los años, me he establecido mejor que antes. Al principio, pensé que estaba mostrando toda mi cultura, pero cuanto más estudiaba, más aprendía. Creo que lo que puedo proporcionar es esta idea. Es por eso que mi prioridad y enfoque está cambiando y ahora es bastante diferente.

** Y términos de dirigir tu negocio, ¿han cambiado tus prioridades desde el comienzo del negocio?

Al principio quería difundir la cultura japonesa, pero ahora mi prioridad es diferente. Actualmente mi prioridad no es solo promover la cultura japonesa, sino también la filosofía. Al principio quería promover la habilidad, pero ahora se trata más de la idea.

 

  • ¿Qué papel crees que desempeña la mentoría para ayudar a las mujeres a tener éxito en los negocios?

Es muy importante que tengas a alguien que pueda enseñarte. Realmente no tengo una persona en particular. He ido aprendiendo de los libros y de Internet. Especialmente, las mujeres que tienen éxito nos pueden dar muchos consejos. En el caso de las escritoras, sus comentarios son bastante interesantes, porque no se centran en el beneficio. La mujer es bastante diferente del hombre, porque los hombres tienden a perseguir su ego. Para ellos, es importante el tamaño de su negocio y el volumen de ingresos. Pero las mujeres se centran en cómo cuidar a la comunidad, a la familia y en cómo podemos apoyar a los niños. Porque gran parte de nosotras, somos mamás y siempre pensamos en el futuro y en la próxima generación. Y este tipo de comentarios también los veo TikTok. Creo que es mejor pensar en el futuro, no solo en el dinero y en el tamaño de nuestra empresa. Nosotras, las mujeres, tendemos a pensar más en el futuro y en lo que podemos dar a nuestros hijos. Y si volvemos a la pregunta anterior, sé que el fracaso es aterrador. Pero si piensas en el futuro y en lo que podemos dar a los niños, no tendrás miedo al fracaso. Porque no se trata solo de ti, es sobre el futuro y sobre los niños. Así es como pienso.

  • ¿Cómo gestionas tu tiempo libre como empresario (familia-niños, limpieza de la casa, etc.)

En mi tiempo libre tengo prioridades, como mi hijo. Pasar tiempo con él es una prioridad para mí. Después de eso también suelo hacer la limpieza y así, pero el niño es lo más importante. Todavía es pequeño, tiene 9 años, pero aún necesita a mamá.

 

  • ¿Qué consejo le darías a otras mujeres que quieren comenzar su propio negocio?

Bueno, cuando la gente muere, se arrepienten de algo, ¿verdad? Muchas personas se van con la sensación de que tendrían que haber hecho algo que no hicieron. La mayoría de la gente lamenta haber querido hacer algo, pero no lo hizo. Por lo tanto, cada vez que tengas una idea, un sueño o algo que quieras hacer, debes intentarlo. Si no lo haces, probablemente, cuando mueras te arrepientas. Cuando mueres, piensas lo que te arrepientes… las cosas que no hiciste. Querías hacerlo, pero no lo hiciste. Así que no quieres estar en esa posición, ¿verdad? ¡Así que deberías intentarlo!

TAGS: